News

Atención en Nuevo Miembro: Banco Galicia

Monday 13th May 2019

GBA recientemente le dio la bienvenida a Banco Galicia, nuestro primer miembro en Argentina. Fundado en 1905, Banco de Galicia y Buenos Aires S.A. es uno de los bancos privados líderes en el país que atiende a 3.8 millones de clientes con una participación de mercado del 10%. En esta entrevista, Constanza Gorleri, Gerente de Sustentabilidad, habló con GBA sobre las tendencias en el mercado de mujeres en Argentina y la estrategia del banco para apoyar a las mujeres en Argentina.

GBA: Cuéntenos sobre Banco Galicia, su posición en el mercado y su visión estratégica general para la organización.

BG: Somos el banco mas antiguo de la Argentina, y ocupamos los principales puestos en cuanto depósitos, préstamos y clientes. Nuestra visión es ser el mejor Banco universal de la Argentina: el preferido por los clientes y los colaboradores, y el que genera más rentabilidad promoviendo una gestión sustentable. Cada producto o servicio nuevo en el banco pasa por el lente de sostenibilidad, para asegurar que genere valor al cliente y valor social.

Como banco universal, atendemos a más de 3 millones de clientes en todos los segmentos. Acompañamos a más de 100.000 empresas que abarcan todas las actividades económicas: industrias, comercializadoras, de servicios, agro, entre otras. Tenemos un enfoque significativo en el sector agropecuario, que en un país como Argentina es muy importante.

Nuestro mayor diferencial son las personas que integran la organización. Gracias al compromiso y al entusiasmo de los más de 6.200 colaboradores que trabajan en Banco Galicia llegamos a millones de clientes a través de una red nacional de 325 sucursales, buscando una experiencia diferenciadora con el foco puesto en la transformación digital.

GBA: Entendemos que solo la mitad de las mujeres en Argentina tienen una cuenta bancaria. De manera similar, vemos que solo el 30 por ciento de las mujeres argentinas tienen acceso a crédito. Estas cifras parecen bastante bajas para la región ¿por qué es este el caso y qué está propagando esta falta de inclusión financiera?

BG: La bancarización en Argentina es notablemente baja independientemente del género. Las razones son complejas: la economía argentina tiene un alto nivel de informalidad, con un alto nivel de desconfianza en el sistema financiero. Datos del Global Findex del Banco Mundial nos indica que del 52,1% de los argentinos que no tienen cuenta bancaria, un 59,1% declara no tener fondos suficientes; un 42,8% que los servicios financieros son demasiado caros, y un 29,9% dice no poseer documentación necesaria para abrir una cuenta. El 25,4% dice que no confía en las instituciones financieras y un 11,2% comenta que se encuentra lejos de las instituciones financieras. El dato más importante es que sólo el 2,6% de los encuestados que no tiene cuenta, reporta que el motivo es que no tiene necesidad. Esto implica, que, si trabajamos en las barreras mencionadas anteriormente, la mitad de la población argentina estaría dispuesta a ingresar al sistema financiero.

Aun siendo baja la bancarización, hay también una sub-utilización de servicios financieros. Es muy común observar que, por ejemplo, cuando muchas personas cobran su salario en el banco, sacan todos sus fondos de su cuenta. Vemos también que solo el 20% de los argentinos quienes tienen una cuenta bancaria, utilizan sus tarjetas de débito/crédito.

Es por esto que la inclusión financiera es un tema central en nuestra estrategia. Definimos una meta a 2018 orientada a lograr que el 33% de las nuevas altas de clientes individuos que realicemos realmente utilicen los productos financieros.

También consideramos a la educación como uno de los principales factores que influyen en el progreso de las personas y de la sociedad en su conjunto. Desde 2007 impulsamos un programa pionero de Educación Financiera por el cual ya capacitamos a alumnos de 577 instituciones de todo el país. En 2018 capacitamos a 2.722 jóvenes, de los cuales 66% fueron mujeres.  Impulsar la capacitación financiera significa no solo mejorar sus habilidades para la toma de decisiones financieras responsables, sino también enseñarles a usar una cuenta de transacciones, administrar el dinero, hacer presupuestos y ahorrar.

GBA: Mirando a las mujeres propietarias de negocios en particular, entendemos que las mujeres son propietarias de aproximadamente el 20 por ciento de las pymes argentinas, y el promedio de la OCDE es del 32 por ciento. ¿Cuál es la razón por esta tasa de participación relativamente baja?

BG: A pesar de la masiva inserción de las mujeres en el mercado laboral ocurrida en las últimas décadas, las mujeres exhiben aun limitaciones en su desarrollo profesional: ellas acceden a puestos de menor jerarquía y trabajan en sectores de menor dinamismo y con menores salarios.

Según el último informe de CIPPEC “Obstáculos y oportunidades para las mujeres en el mundo de las Pequeñas y Medianas Empresas”, varones y mujeres reportan motivos y obstáculos similares para emprender, con varias diferencias. Las empresas de propiedad masculina tienen una mayor antigüedad ya que las mujeres continúan con su emprendimiento por cuestiones de flexibilidad horaria y en menor medida por razones de rentabilidad e ingresos. A la hora de elegir la industria, ambos resaltan la importancia de desplegar sus intereses y habilidades y conocer gente en el área. Sin embargo, ellos consideran en mayor medida que la industria les garantice ingresos en el futuro; para ellas, es más importante que las barreras de ingreso al sector sean bajas.  Sobre las fuentes de capital inicial, ambos utilizan ahorros personales para comenzar la actividad, pero las mujeres declaran en mayor medida recibir apoyo de su pareja.

Nuestro segmento de Negocios y Pymes, que está compuesto por emprendedores dueños de pequeñas empresas unipersonales, se compone por una cartera de 251.968 clientes, el 41% son propiedad de mujeres y el 59% de hombres. Decidimos entender con más profundidad esta dinámica en empresas con personería jurídica y al momento estamos actualizando nuestros sistemas para poder desagregar estos datos.

GBA: ¿Nos puedes contar un poco más sobre las iniciativas que están desarrollando para desagregar los datos de las empresas jurídicas?

BG: Partiendo de una definición de empresas jurídicas propiedad mujeres (>50% de participación) estamos desarrollando un nuevo sistema que automatiza y digitaliza el proceso de auditoría de los estatutos de las empresas. Dentro de este nuevo sistema, incluiremos el sexo y la participación de accionistas y también vamos a incorporar un indicador que nos revele si la empresa es considerada propiedad de una mujer. Seremos la primera institución financiera en Argentina en tener este tipo de sistema.

GBA: ¿Por qué el banco decidió desarrollar una estrategia para las mujeres y dónde se encuentran en el proceso de desarrollar un Programa de Mercado de Mujeres?

BG: Dentro de la estrategia de Diversidad e inclusión del Banco, la agenda de género para nosotros era crucial. No solo en asegurar diversidad interna sino también asegurar una mirada hacia afuera. Las tendencias en el sector financiero también nos indicaban la importancia de este enfoque: el mundo de las finanzas de tradición analógica y masculina está quedando en el pasado.

Diseñar productos y servicios financieros pensados para las mujeres es una deuda pendiente, ya que el punto de partida no es el mismo para el hombre y la mujer; no se trata de igualdad sino de promover la equidad. Los hombres y las mujeres tienen diferentes actitudes hacia las finanzas por lo que debemos ofrecer una propuesta de valor integral, específicas a cada segmento, desmitificando la creencia de que el mercado de la mujer no es rentable.

Nuestra estrategia es integral, no se dirige a solamente a un segmento del Banco, sino que transversa todos. Nuestra estrategia de género hacia afuera de la organización busca empoderar a las mujeres clientas a través de 3 pilares:  Generar procesos de formación y redes de contacto para clientas,impulsar capacitaciones externas dirigidas al segmento de la mujer empresaria y diseñar productos y servicios adaptados al segmento mujer.

En este momento estamos trabajando en diferentes estudios de mercado y focus groups con nuestros clientes, en mejorar la calidad de nuestros datos para poder tomar decisiones fundamentadas para poder diseñar una propuesta de valor específica para los distintos segmentos de la mujer en Argentina.

GBA: En 2018, el banco fue otorgado el premio de la mejor compañía para trabajar en Argentina en la categoría de negocios con más de 1,000 empleados. ¿Qué hace que el banco sea un gran lugar para trabajar?

BG:Partimos de la premisa que la experiencia que tiene el colaborador, es la experiencia que tendrá nuestro cliente. En Galicia queremos ser un banco de experiencia, el mejor de Argentina. ¿Cómo lo hacemos? Empezando por casa. Brindamos a nuestros equipos una propuesta de valor orientada a crear momentos positivos, celebrar, escucharnos, tener una formación constante y nuevos desafíos todo el tiempo.

Cuando nos preguntan qué políticas nuevas implementamos para llegar a donde estamos hoy, podemos destacar que pusimos el ojo en la cocreación y la flexibilidad. Nos abrimos cada vez más a la comunidad para compartir nuestras buenas prácticas y aprender de otros que encontraron nuevos caminos que explorar. Lo hicimos en nuestra segunda edición de ColabRH, eventos organizados por Banco Galicia que reúne a lideres de Recursos Humanos de las empresas más importantes del país para compartir y crear en conjunto nuevas prácticas de nuestra área de trabajo; en los MeetUps que organizamos para crear una experiencia diferente para nuestros clientes PYMES en donde desarrollamos sus capacidades y creamos comunida, las innumerables jornadas que compartimos con otras empresas para pensar el trabajo del futuro y más. Llegó al punto mismo que hoy estamos cocreando gran parte de nuestros procesos internos: nuestra nueva plataforma de formación digital, por ejemplo, comenzó con un brainstorming de personas de distintas áreas y especialidades.

Este año profundizamos en nuestras políticas de flexibilidad. Hoy tenemos vestimenta y horarios flexibles, licencia de maternidad, paternidad y por adopción extendidas, día flex, equipos ágiles. Nos seguimos transformando para brindar las mejores experiencias y un desarrollo profesional distintivo. Hasta transformamos nuestros espacios para que tengan coherencia con estas iniciativas. Plaza Galicia, una de nuestras sedes centrales, es un edificio sustentable, con espacios abiertos, recreativos, salas modernas y un layout que transmite bienestar. Y estamos trabajando para que nuestras sucursales y los pisos de nuestro Edificio Corporativo, Torre Galicia muten hacia ese mismo concepto.

GBA: El banco tiene un fuerte compromiso con la Diversidad e inclusión y considera cuatro segmentos prioritarios: género, edad, diferentes habilidades y personas de hogares de bajos ingresos. ¿Por qué escogieron estos segmentos en particular?

BG:  Buscamos ser una organización inclusiva y diversa que garantice la innovación y sustentabilidad del negocio; ser una empresa de puertas abiertas a colaboradores de distintas edades, género, orientación sexual, religión u orientación política; personas con discapacidad y de estratos sociales vulnerables; definiendo ejes de trabajo concretos y promoviendo productos y servicios que incluyan esta perspectiva.

Creemos que esto crea economías más fuertes, establece sociedades más justas, mejora el clima laboral, atrae y fideliza talento, crea valor reputacional, promueve ambientes laborales innovadores y genera valor como marca empleadora.

Con respecto a la definición de los 4 ejes de trabajo (Discapacidad – Vulnerabilidad – Género y Generaciones), y los otros dos – Género y Generaciones-  fueron definidos en función a que son problemáticas que impactan directamente en las organizaciones hoy en día en argentina y vienen a cerrar un trabajo que ya veníamos realizando desde Recursos Humanos que busca mejorar la experiencia del colaborador interno, fidelizar y atraer talento.

GBA: ¿Cuáles son las tres iniciativas principales que el banco ha tomado para que más mujeres ocupen puestos de liderazgo?

BG: La transformación en las empresas requiere nuevas formas de hacer negocios, nuevos tipos de liderazgo y habilidades. En el abordaje de género hacia el interior de la organización, nuestro objetivo es formar y empoderar a las mujeres para su desarrollo y para fortalecer su participación en la línea de liderazgo. Al tiempo que continuar con nuestras políticas de flexibilidad para apoyar a las familias y retener el talento femenino.

Para esto definimos 4 pilares claves en los que nos vamos a enfocar: Propiciar un mejor equilibrio en todos los niveles en la organización haciendo foco en el top management; garantizar la Igualdad salarial; Desarrollar el talento femenino para fortalecer la línea de liderazgo y continuar con nuestra política de fllexibilidad que busca apoyar a las familias y retener el talento femenino. Cada uno de estos pilares tiene metas definidas y objetivos que forman parte de los KPIS de los líderes que tienen asignado el proyecto.

Entendemos que empoderar el desarrollo de las mujeres beneficia tanto a la organización como a las familias, comunidades y economías. Es muestra de esto, que en diciembre firmamos los Principios de Empoderamiento de la Mujer de Naciones Unidas asumiendo un compromiso como empresa privada.

GBA: ¿Cómo se enteraron de la Alianza Bancaria Mundial para Mujeres? ¿Por qué decidieron unirse a la Alianza? ¿Cuáles son tus expectativas como miembros de la Alianza?

BG: Nos enteramos de GBA por medio de un evento organizado por el BID en Buenos Aires para el sector financiero el año pasado. Una de las cosas más reveladoras fue la necesidad de salir de la neutralidad a la equidad.

Nuestra principal expectativa es aprender y conocer prácticas exitosas aplicadas en otras instituciones financieras. El acceso a esas experiencias, y luego compartir las nuestras, es sumamente valioso. Creemos que un programa con un enfoque de género tendrá un gran impacto en la comunidad y será una gran ayuda para las mujeres.